La avalancha en Bariloche en un centro de esquí en la que murió un empresario de 39 años dejó al deportista, una vez más, en el ojo de la tormenta por administrar el lugar. El complejo Baguales, propiedad de una sociedad anónima en el que el ex tenista está asociado con el catarí multimillonario Tamim bin Hamad Al-Thani, no estaba habilitado para funcionar esta temporada. En 2017 Gastón «Gato» Gaudio junto a otro socio llamado Mariano Muruzeta creó BAGUALES ACQUISITIONS S.A., y parte del negocio es nada menos que del Catarí Al – Thani, famoso por sus inversiones alrededor del planeta.

El ex participante de Roland Garros, quién fue declarado personalidad destacada del deporte en la Ciudad de Buenos Aires, fue denunciado por violar la cuarentena debido a la pandemia de Covid19. Aunque pronto ese problema sería el menor.

En Bariloche, Gaudio y su novia. FUENTE: Instagram.

Sin permisos y tragedia en la nieve

El empresario Agustín Crupi había logrado acceder al complejo para hacer snowboard gracias a una amistad que mantenía con Martín Cetra, administrador de Baguales y amigo de Gaudio, también a cargo. Una avalancha lo sorprendió y no pudo ser rescatado de la nieve.

FUENTE: Open Corporates.

Precisamente con Cetra, Gaudio formó una offshore en 2013 llamada «Daditos 1410», que figura inactiva. ¿Qué clase de negocio desarrollaba? Su nombre aparece en otras empresas activas de la base de datos OpenCorporates. En el ámbito local formó THE FINAL CAT S.R.L. en 2016, una productora de contenidos audiovisuales.

Siempre se jactó de sus nexos con Catar, que lo llevaron a ser «mediador» de una negociación entre el gobierno de Macri y el país de oriente. En 2016 la firma de un Memorándum incluyó un trato de 1.300 millones de dólares y se denunció una supuesta estructura offshore por dónde se canalizaba el dinero. El objetivo era generar acuerdos de inversión. Terminó en una denuncia judicial por fraude pero fue desestimada por inexistencia de delito.

El idilio de Argentina con el próximo organizador de la Copa Mundial FIFA tiene más antecedentes recientes, con los negocios fallidos en la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner para lograr tratos comerciales. Y una rareza más: entre los más de USD 8.9 millones, euros y otras divisas que el exsecretario de Obras Públicas del kirchnerismo José López intentaba esconder en el ya célebre episodio del convento, la policía encontró fajos de riyales, la moneda catarí.  

Por lo pronto, los días de gloria deportiva terminaron y Gaudio deberá explicar qué pasó en Baguales.

¡Si llegaste hasta acá podés ayudar con un sólo click! Apoyá al periodismo independiente, sin ataduras de ningún tipo. El periodismo de investigación es costoso pero los hechos revelados son siempre de interés público y lo que aportes vuelve a la sociedad. Los medios financiados por el poder ignorarán siempre diversos temas acá tratados. ¡Gracias!

APORTE $100 VÍA MERCADO PAGO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.