Salía en C5N por tarifazos de Macri: militante K recibió subsidios y explotó y no pagó a sus empleados

Humillaciones, violencia física y maltrato laboral. Al escándalo se suma Matías Lammens.

El club cultural Matienzo fue beneficiado, a través del Fondo Desarrollar del Ministerio de Cultura, con $200 mil. El plan busca sostener los espacios afectados por la pandemia y solventar los salarios de los empleados de dichos lugares.

Eso no sucedió, al menos en el reconocido centro: sus trabajadores y ex-trabajadores comenzaron un reclamo judicial para cobrar sueldos adeudados desde el inicio de la cuarentena. Denuncian malos tratos, violencia física y ser obligados a atender al Ministro de Turismo Matías Lammens, cada vez que se le ocurría ir de visita, todo en medio de una extrema precarización laboral.

Diego García Pérez es ex – empleado del Matienzo y ofrece un testimonio a Impacto Periodismo –  casi – surrealista de las excusas para mantenerlo de forma precaria y en negro, primero en los años del macrismo: “me decían que ponerme en blanco era darle plata a Macri”. Actualmente junto a su abogada reclama los sueldos que le deben. Peor aún: el centro cobró $200 mil del Estado y no pagó. Sus responsables son Juan Aranovich, fundador y ex director del club, hoy funcionario del Ministerio de Cultura, es decir, se otorgó un subsidio a él mismo. “Ellos sabían de antemano que iban a cobrar subsidios”, mucho antes de realizarse el Fondo Desarrollar, donde miembros del ministerio deben elegir a quién le otorgan el dinero. El testimonio pone en duda la objetividad del programa, ya que conocían antes el dato que iban a ser seleccionados.

Con micrófono en mano, Gorenman.
El actual ministro, visitante frecuente del lugar con graves denuncias.

Claudio Gorenman, otro de los jefes del Matienzo, es abogado y se paseaba en C5N denunciando el tarifazo del ex presidente Macri y hoy hace oídos sordos de los reclamos. Sus redes se reparten entre la militancia, el pedido de aborto legal y fotografía de sus viajes exóticos. Javier Loy es otro de los coordinadores del club y es “el peor de todos, me sacó a los empujones cuando le reclamé que me pague un feriado el doble”, cuenta Diego.

“En Diciembre de 2019 me entero que tengo HIV, se los digo y les pido que me paguen para poder atenderme y no me pagan, tuve que pedir plata prestada para ir a un privado ya que en el htal. público tardaban mucho. Me exigían certificado médico para no descontarme los días que no iba a trabajar”. El servilismo crudo también estaba presente en los días del Matienzo: “Cuando venía Lammens teníamos que servirlo, atenderlo, hacerle una mesa a él y su séquito”.

El conflicto sigue y queda expuesto que en nombre de la cultura y el supuesto progresismo se llevan a cabo las peores injusticias.

¡Si llegaste hasta acá podés ayudar con sólo un click! Apoyá al periodismo independiente, sin ataduras de ningún tipo. El periodismo de investigación es costoso pero los hechos revelados son siempre de interés público y lo que aportes vuelve a la sociedad. Los medios financiados por el poder ignorarán siempre diversos temas acá tratados. ¡Gracias!

APORTE $100 VÍA MERCADO PAGO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.