Pedido desesperado: es empleada de Garbarino, cursa un embarazo de riesgo y la empresa la dejó sin obra social

Grave denuncia contra Carlos Rosales, dueño de la cadena. Carta y desesperación en medio de una compañía en crisis.

Garbarino se encuentra con pedidos de quiebras, suspensión masiva de personal y un silencioso plan de vaciamiento. Dejó a sus empleados sin aportes jubilatorios, sin sueldos ni obra social. Y el responsable, quién compró el año pasado el retail, no aparece: la mano derecha de Marcelo Tinelli en San Lorenzo de Almargo, es «Charly» Rosales.

En este contexto Soledad Barzola, de 41 años, empleada de la cadena, realiza una denuncia abierta ya que su grave situación la lleva al límite: transita un embarazo de riesgo con preeclampsia, que es una complicación caracterizada por presión arterial alta y signos de daños en otro sistema de órganos, más frecuentemente el hígado y los riñones, en algunos casos. «Tengo pérdidas y dolor, me dejaron sin salario, sin aportes ni cobertura médica», informa Soledad a Impacto Periodismo, inmersa en un abandono total e indigno por parte de las autoridades de la famosa compañía de electrodomésticos, que por estos días busca un socio para «salvarse» del cierre definitivo por sus deudas y mala gestión.

A continuación la carta que difunde Soledad por el derecho no sólo de ella sino de su hijo por nacer:

“Mi nombre es Soledad Barzola, tengo 41 años, curso un embarazo de riesgo y trabajo en Garbarino. Soy una más de los tantos damnificados por el atroz desmanejo de esta empresa. Hoy, cuento 15 semanas de gestación y el día 1° de julio fue mi última visita a la obstetra. Al día siguiente me levanté con síntomas extraños y me dirigí a la guardia de la Clínica San Juan de Dios, en Ramos Mejía. Ahí comenzó mi calvario. Me negaron la atención por tener la obra social impaga por la patronal desde junio de 2.020. Hable con mis jefes y con el responsable de RR LL, pero no me dieron respuesta. Peregrinando por los vericuetos burocráticos de la obra social me dijeron que podía pasarme a un plan básico con un certificado emitido por mi empleador que, después de pasearme por su enorme desidia y la de sus secuaces, me la terminó dando y ahora es la obra social la que me demora el alta de la prestación. Ambas empresas me dejaron a mi suerte.

Rosales, presidente de Garbarino a la derecha. Muy cercano a Tienlli en el club azul grana.

El día 8 de julio, fui a la guardia del Hospital de Morón, con los mismos síntomas, pero no me atendieron. No tengo dinero para movilizarme, mi familia me ayuda con lo que puede desde que vengo pasando por esta situación de vulnerabilidad extrema y la patronal me dejo a mi suerte. El día 9 llegue al Hospital Posadas a las 15:30 horas, con dolor y dureza en el bajo vientre. Salí de hacerme estudios a las 22hs. Y una hora más tarde, llegue a mi casa con pérdidas. Hoy sigo de acá para allá, Sin cobertura, sin plata, con toda la incertidumbre, en medio de una pandemia y poniendo en riesgo mi embarazo. Espero un llamado de alguien que se comunique conmigo, aunque sea que me expliquen por qué tengo que pasar por esto. Pero no se inmutan por la vida de mi bebé. Ni siquiera cuento con la asignación familiar por prenatal, porque cuando cumplí las 12 semanas correspondientes me quedé sin cobertura. Estoy totalmente desamparada después de haberle dado a esta empresa mis últimos cinco años. Sigo preguntándome ¿qué será del Sr. Rosales?, ¿qué sentirá al decidir sobre la vida de mi hijo?, ¿sentirá algo? ¿Qué clase de persona deja a la deriva así a otra, será humano? Pero no es por mi derecho que pido o ruego, sino por el de mi hijo”.

En una época atravesada por la lucha feminista, parece una ironía que ninguna autoridad sea receptiva de semejante injusticia. Mientras tanto, los directores del retail sólo piensan en buscar un inversor, descartar trabajadores y salvarse del caos. Algo es seguro: en este proceso están arruinando día a día a miles de familias.

¡Si llegaste hasta acá podés ayudar con sólo un click! Apoyá al periodismo independiente, sin ataduras de ningún tipo. El periodismo de investigación es costoso pero los hechos revelados son siempre de interés público y lo que aportes vuelve a la sociedad. Los medios financiados por el poder ignorarán siempre diversos temas acá tratados. ¡Gracias!

APORTE $100 VÍA MERCADO PAGO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.